Condenan a Latino a 70 años de cárcel por violar y asesinar a maestra de 82 años.

Alfredo Ramírez Rosas, quién había estado prófugo por más de 20 años, se declaró culpable el 27 de marzo de haber violado y asesinado a una maestra jubilada de Tomball, Texas.

Según la Fiscalía del condado de Harris, el mexicano que pasó décadas evadiendo la justicia, después de haberle quitado la vida a Mildred Stallones, de 82 años, en 1993 fue sentenciado a 70 años de prisión.

“Los investigadores de la escena del crimen, en ese momento fueron conducidos a un hogar a solo 50 yardas de distancia de donde Rosas vivía con otros tres hombres”, dijo el fiscal asistente del distrito Joshua Phanco. “Le dijeron a los investigadores que su compañero de habitación desapareció después de emborracharse y presumir el crimen. Cuando los oficiales revisaron su habitación, encontraron pantalones ensangrentados, que posteriormente revelaron el ADN de la víctima“.

Después de una extensa investigación, la policía de Tomball descubrió que Rosas, de 50 años, estaba en México. No fue sino hasta 2013 que fue capturado por funcionarios mexicanos en Michoacán. Tardó otros tres años en ser extraditado a los Estados Unidos.

“Si no hubiera sido por la persistencia incesante de la familia de la señora Stallones, en particular su hijo Leighton Stallones, el hombre responsable de este crimen no hubiera enfrentado la justicia aquí en los Estados Unidos”, dijo Phanco.

De acuerdo con la fiscalía, durante años, Stallones escribió y llamó a varios funcionarios electos, desde senadores estatales hasta la Casa Blanca.

“Leighton es un verdadero defensor de su madre, pero esto también fue un esfuerzo de varias agencias”, dijo Kim Bryant, jefe de la sección de detención de fugitivos de la Oficina del Fiscal del Condado de Harris. “Desde el comienzo de esta investigación, el Departamento de la Policía de Tomball hizo un gran trabajo, asimismo como el Buró Federal de Investigaciones​ (FBI, por sus siglas en inglés), y el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos; realmente fue la dedicación lo que condujo este resultado”.

En 2013, después de varios intentos, las autoridades mexicanas capturaron a Rosas, según documentos judiciales revisados por MundoHispánico.

Tres años más tarde, los mariscales de policía estadounidenses lo trajeron de regreso a los Estados Unidos para enfrentar un juicio, bajo la estipulación del gobierno mexicano de que no enfrentará la pena de muerte, ya que no se usa en México.

Rosas se enfrenta a tres cargos: asesinato, agresión sexual con agravantes y violación de habitación de robo. Recibiendo una sentencia de 70 años por cada cargo, totalizando 210 años para ejecutarse al mismo tiempo.

Fuente: Mundo Hispánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies