“Si solo una me tomé”, señor niega estar ebrio mientras manejaba, prueba demostró su ebriedad.

Agentes de la Policía Nacional Civil, acompañados con personal del Viceministro de Transporte, han incrementado los controles para sacar de circulación a las personas que manejan en estado de ebriedad.

Es por eso que en uno de esos controles implementados en el occidente del país, detuvieron a un motorista que en un principio aseguró que sólo se habia tomado una cerveza, pero el alcotest y su estado era evidente.

El detenido responde al nombre de Rigoberto Salazar Guzmán, por el delito de conducción peligrosa. Fue sorprendido en Sonsonate, cuando conducía con 230 grados de alcohol.

En la actualidad, manejar en dicho estado puede llevarle a cárcel de cuatro a ocho años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies